Colegio Nazaret Ovideo ReiniciaTe

Colegio Nazaret Oviedo

¡Sé Tú mism@ y brilla!

   

Avda. de Valentín Masip, nº 31 + 34 985 23 19 00  info@colegionazaret.es 

Consejos para ayudar a los niños a afrontar la timidez

LA TIMIDEZ

Como toda emoción, recuerda que es natural, normal y tiene su función. Además no escogemos vivirla, sólo podemos escoger cómo la gestionamos y ahí es donde podemos ayudar a los niños y niñas a tener más herramientas para que esa timidez no se convierta en un problema que limite sus potencialidades.

¿Se nace tímido o tímida?

Sí y no.

Estudios dicen que un 20% de los niños/as nacen con una predisposición a ser tímidos. Son bebés más callados, vigilantes e inquietos ante situaciones nuevas.

Pero más de la mitad de estos niños/as superan esta cualidad genética y no son tímidos cuando crecen.

A su vez, alrededor de también un 20% de niños/as que no mostraban timidez en la primera infancia la pueden desarrollar más tarde como rasgo de personalidad.

Así pues...

¿Qué le hace tímida o tímido?

  • El carácter o temperamento con el que nace.
  • Vivir experiencias sociales negativas.
  • Malas intervenciones paternas, maternas o de la figura de referencia.
  • Apego inseguro o un vínculo afectivo poco fuerte.

El papel de la familia y el entorno es clave para ayudar al niño/a tímido/a a superar sus dificultades y que, poco a poco, vaya ganando confianza y seguridad en sí mismo/a, para que así la timidez no se convierta en un problema. Porque...

¿Es un problema la timidez?

¡No!

La timidez es una emoción como cualquier otra y tiene su función. Además debemos aceptar a cada uno tal y como es. No importa que sea tímido/a si el niño/a es feliz.

Tened en cuenta que es muy común en ciertas etapas de su desarrollo (por ejemplo al año de edad cuando aparece el miedo a la separación o en la adolescencia).

NO es una enfermedad ni un problema en sí.

Solo debe preocuparnos cuando le incapacita o limita para hacer determinadas cosas o le impide llevar una rutina diaria normal. Aquí sí deberemos ayudarle a adquirir ciertas herramientas.

¿Cómo podemos ayudarle?

  1. Lo primero es aceptarlo tal y como es y asumir que su grado de dependencia de la figura de apego puede ser más intensa.
    Eso es debido a que cuando siente timidez lo que está experimentando es mucha inseguridad, así que lo que necesita es que le demos seguridad para superarlo.
  2. No debemos dar excesiva importancia al tema. Cuéntale que su timidez es algo común que le pasa a muchos niños/as y adultos. Verbaliza lo que siente: "es normal sentirte así", "los sitios nuevos dan vergüenza"...
  3. Ponle ejemplos de situaciones en las que tú sientes timidez o vergüenza y cómo las afrontas y superas.
  4. Dale tiempo porque el niño/a tímido/a necesita observar primero el espacio, conocerlo, analizarlo, familiarizarse, reflexionar... antes de interactuar a él.
  5. Evita la sobreprotección: ni hables por él/ella ni evites las situaciones que le incomodan. Porque todo ello hará que se sienta incapaz de afrontar la vida y/o le aislará socialmente, acrecentando el problema.
  6. Tampoco le fuerces nunca. No le apremies si no está preparado/a. Lo mejor es no insistir, ni forzar ni mucho menos obligar, porque cuando más le digamos menos conseguiremos.
  7. Múestrale siempre tu apoyo, comprensión y confianza. Escúchale, compréndele, ten paciencia y muéstrale con naturalidad y poco a poco habilidades sociales, afectivas y de comunicación. Todo ello dará tranquilidad y seguridad al niño/a.
  8. Nunca le etiquetes. Evita el clásico “es que es tímido/a”. Las etiquetas son tremendamente dañinas y numerosos estudios aseguran que ante una etiqueta, el niño/a no puede hacer otra cosa que cumplirla. Además el niño/a tímido/a suele ser mucho más sensible y crítico con sí mismo/a, así que lo que digas le puede afectar mucho más.
  9. Tampoco le compares, ridiculices o hagas sentir diferente al resto de niños/as.
  10. Muéstrate sociable: si tratas de ser sociable y con un comportamiento abierto ante desconocidos o situaciones nuevas, el niño/a adoptará este modelo como la forma natural de actuar.
  11. Proporciónale oportunidades para relacionarse y donde pueda practicar habilidades sociales, procurando que resulten experiencias positivas y placenteras. Acompáñalo/a al principio y paulatinamente déjale ser más independiente.
  12. Anímale con pequeños retos. Practicad antes para que sepa cómo actuar y se sienta con más recursos.
  13. Reconoce sus pequeños avances porque para él/ella son grandes retos superados. Anímale a autofelicitarse y a practicar un diálogo interno positivo.
  14. LO MÁS IMPORTANTE: la timidez está muy relacionada con la autoestima, la confianza y la seguridad. Así que recalca sus cualidades y aptitudes, dale amor y cariño, sin sobreproteger y enseñándole a expresar sus emociones.
Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.