Colegio Nazaret Ovideo ReiniciaTe

Colegio Nazaret Oviedo

¡Sé Tú mism@ y brilla!

   

Avda. de Valentín Masip, nº 31 + 34 985 23 19 00  info@colegionazaret.es 

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA ACOMPAÑAR LOS MIEDOS DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

 

  • El miedo forma parte del desarrollo evolutivo de los niños y niñas. A lo largo de la niñez van pasando por diferentes etapas caracterizadas por diferentes miedos así, todos sufren algún miedo u otro, en mayor o menor medida. Son comunes los miedos a situaciones cotidianas como ir a dormir, la oscuridad, quedarse solo, ir a la escuela...
  • Por lo tanto, lo primero que podemos hacer es aceptar que, por ridículo que nos parezca su miedo, para él o ella es muy real y necesita nuestro apoyo y comprensión. Debemos ofrecer oportunidades para hablar y, sobre todo, escuchar a los pequeños con atención, mostrando nuestra preocupación.
  • Hagámosle saber que es normal lo que sienten y que a nosotros también nos pasaba de pequeños. Debemos transmitir confianza, seguridad, tranquilidad y mucho afecto.
  • Es muy importante no regañar ni recriminar al niño o niña por tener miedo. Tampoco lo debemos ridiculizar o avergonzar por expresar lo que siente. Todo esto no le hará sentirse menos atemorizado, en cambio; aumentará la ansiedad y bajará su autoestima.
    Tampoco sirve obligarlos a cambiar de actitud, ni obligarlos a hacer lo que les da miedo, porque sólo haremos que se sientan peor. En la misma línea, es importante no utilizar los miedos para controlar su conducta o castigarlo"Si no te acabas la sopa, te encierro en la habitación solo y a oscuras!!". No sólo es cruel, sino que le estamos reforzando la idea que estar solo y a oscuras es malo.
  • Con cautela, debemos hacer que el niño o niña se enfrente solo a la situación que le provoca miedo evitando la sobreprotección. Al principio, seguramente, no será capaz de hacerlo solo/a, lo podemos acompañar para que vea que no pasa nada.
  • Aplaudid cada pequeño progreso que haga en la superación de su miedo, elogiad su valor, decisión y esfuerzo. Así lo animaréis y le daréis más confianza. Cuando aparezcan nuevos miedos, es interesante recordarle como superó los viejos y transmitirle la confianza y la seguridad que ahora también será capaz.
  • Para el miedo a la oscuridad, va muy bien hacer juegos a oscuras, con la ayuda de linternas. Por ejemplo, jugar a esconderse con la casa totalmente a oscuras, podemos usar linterna para buscar el escondrijo, pero después la tendremos que cerrar para evitar que nos encuentren. Seguramente, no querrá esconderse solo/a, podemos hacer equipos y acompañarlo/a.
  • También podemos jugar a esconder un tesoro y a buscarlo con la ayuda de la linterna. Cuando lo encuentre, hagámosle ver que ha sido muy valiente y que no le ha pasado nada de malo. También hay libros para leer en la oscuridad.
  • Si el problema es ir a dormir, podemos poner un pequeño punto de luz, hacer el ritual de mirar en todos los armarios y bajo la cama o podemos darle un muñeco o muñeca, a quien denominaremos, por ejemplo, guardián y le haremos el encargo de velar por el niño o niña.
  • Así, si la noche no ha sido buena, siempre se puede dar la culpa al guardián que no ha hecho bien su trabajo. Será un alivio para el niño o niña.
  • Se trata de aprovechar el pensamiento mágico de los niños y niñas a nuestro favor.
  • Y si tenemos ganas de hacer una manualidad, podemos hacer un atrapa sueños y explicar al niño o niña que sirve para atrapar los malos sueños entre la red de hilos y que por la mañana, con la luz del día, se desvanecen. Los sueños buenos pueden pasar por el agujero central y en las plumas que cuelgan se van los sueños que hemos olvidado.
Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.