Colegio Nazaret Ovideo ReiniciaTe

Colegio Nazaret Oviedo

¡Sé Tú mism@ y brilla!

   

Avda. de Valentín Masip, nº 31 + 34 985 23 19 00  info@colegionazaret.es 

GRACIAS

Pues parece que va a ser verdad que se acaba este curso de ciencia ficción… Ahora que las clases han terminado y nos asfixian el papeleo y la incertidumbre, si nos paramos un momento a pensar, parece imposible que hayamos llegado. Cuando comenzó todo esto ni siquiera el más optimista habría apostado un céntimo porque fuéramos capaces de hacernos a la situación y salir airosos.

Los profes hemos intentado echar el resto, buscando instrumentos, plataformas y actividades hasta desvalijar Google, sustituyendo con la imaginación la falta de medios y con el bolsillo la escasez de recursos. Pero la verdad es que también tenemos que agradecer a las circunstancias todo lo que hemos aprendido y los prejuicios que hemos superado para actualizarnos. “A la fuerza, ahorcan”, más cierto que nunca. Las ganas de ver a nuestros alumnos, de hacerlos sentir acompañados, de impedir que desconectasen del colegio, a veces hasta de defenderlos de sus situaciones personales, nos han hecho mejores. Actualizarse o morir. Podemos asegurar que dar clase "online" pone a prueba la paciencia de un santo y obliga a sobreponerse al natural pudor de cada uno a marchas forzadas…

Pero todo nuestro trabajo y las mejores intenciones no habrían servido de nada sin la impresionante tarea que se ha hecho en cada casa. ¿Cómo hemos conseguido salvar el curso? Porque las familias han puesto de su parte todo lo que tenían: sus recursos, sus recuerdos (algunos de EGB, ¡ay!), su tiempo, su cariño, su voluntad, su tolerancia… Han hecho equipo con sus hijos hasta el punto de que hay quien dice que un porcentaje de las notas finales debería ir dedicado solo a los padres… Pero, en serio: más de una familia podría enseñarnos el verdadero espíritu del trabajo cooperativo, porque ha sido su unión firme y su confianza lo que nos ha traído hasta aquí.

Ahora, los que han demostrado que valen mucho más de lo que pesan, son nuestros niños: los alumnos y alumnas del colegio Nazaret. Desde los más peques hasta los mayores, nos han dado a todos una lección de adaptación, de madurez, de responsabilidad, de cordura, de ilusión y de voluntad que habrá dejado a más de uno con la boca abierta. Estos niños y jóvenes que tienen que oír muchas veces que “no tienen modales, que están muy consentidos, que son unos egoístas…” han confirmado lo que muchos ya sabíamos: que son unos valientes y que, si no demuestran siempre toda su capacidad, es porque a veces no les dejamos. Ahora lo han hecho y han estado a la altura de estas circunstancias muy por encima de todos nosotros, y eso que algunos no tenían unas condiciones muy favorables... ¡Cuánto nos han enseñado!

 

Pero, de entre todos nuestros alumnos, hoy es de justicia tener unas palabras especiales para los que han terminado 4º de ESO. Los que se van de este colegio que los ha visto crecer desde los tres añinos sin haber disfrutado del deseadísimo viaje de estudios ni de la emocionante ceremonia graduación, llena de nervios y de risas. Como algunos hablábamos el otro día en nuestra última clase virtual, nos ha faltado tiempo para practicar el discurso de graduación, para verlos de tiros largos sonriendo mientras les imponen la beca, para hacerles fotos aunque fuera con mascarilla (¡vaya cuadro!…), para verlos muertos de risa con las fotos del antes y el después de compañeros y de profes… Tiempo para llorar, disimuladamente primero y sin pudor enseguida, en ese abrazo que sabe a cariño y a despedida y que este año, su año, tenemos que esconder detrás de las pantallas. ¡Cómo sentimos no poder abrazaros para que recordéis que este cole es vuestra casa y que siempre podréis contar con nosotros para lo que sea! Ojalá volváis para contar vuestros triunfos (que serán muchos) y vuestros fracasos (que os enseñarán a no rendiros y a levantaros como valientes que sois). Nosotros seguiremos aquí, agradecidos de haber podido compartir con vosotros un tiempo que nos ha servido para conoceros un poco por dentro, para saborear vuestra alegría contagiosa, vuestro sorprendente trabajo y vuestro cariño generoso. Gracias, chicos, de verdad.  Os deseamos infinitos momentos de risas este verano. Y salud, suerte y felicidad siempre.

Feliz verano y muchísimas gracias a todos. Descansad. Todo ha ido bien.

Fecha: 
Jueves, 25 Junio 2020
Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.